Profesor Felipe Balmaceda analizó en diario La Tercera el impacto de la política de gratuidad en la educación superior

El académico destacó que, dado que los recursos son escasos, “y que la educación básica y media (EBM) en Chile es de mala calidad, esto sugiere que el dinero invertido en GES estaría mucho mejor invertido en EBM y, que la gratuidad, si es que es socialmente rentable, debería recaer en CFTs e IPs”.

El profesor del Departamento de Economía de la FEE UDP, Felipe Balmaceda, analizó en una columna publicada en el diario La Tercera las consecuencias y perspectivas de la política de la gratuidad para la educación superior, advirtiendo que “una mirada más cuidadosa a las consecuencias de esta política lleva después de un breve análisis a una respuesta un tanto diferente y menos alentadora”.

La primera observación al respecto que realiza el académico es que “el efecto en la calidad de la educación de una política que genera déficits netos por periodos prolongados”.

Este impacto, asegura el docente, se ha visto traducido “en un deterioro en la calidad de la enseñanza impartida debido a: i) recortes presupuestarios importantes con el consiguiente alejamiento de profesores de calidad y deterioro en la productividad científica; y ii) laxitud en las políticas de aprobación y cancelación de matrícula. La razón es la exigencia de financiamiento que recae sobre las universidades una vez terminado el periodo de duración formal de las carreras y el hecho que la gratuidad es por una sola vez”.

Además, plantea que “dado que los recursos son escasos y que la educación básica y media (EBM) en Chile es de mala calidad, esto sugiere que el dinero invertido en GES estaría mucho mejor invertido en EBM y, que la gratuidad, si es que es socialmente rentable, debería recaer en CFTs y IPs. Hasta hoy no hay evidencia alguna que indique que la GES ha contribuido a mejorar la calidad de la educación y aumentado la diversidad”.

Revisa la columna completa aquí.

felipe balmaceda