Francisco Pino presentó investigación que detalla efecto de los sesgos cognitivos en los procesos de selección en puestos de trabajo

Según explicó el investigador, los candidatos que compiten por ser elegidos en un trabajo y quedan en segundo lugar, les va considerablemente mejor que a su competencia cuando vuelven a enfrentarse por cargos futuros.

Las consecuencias de quedar en segundo lugar en los procesos de selección laboral fue el principal tema que el seminario académico del Departamento de Economía de la Facultad de Economía y Empresa UDP abordó con la presentación del académico de la U. de Chile, Francisco Pino del artículo “The runner-up effect in the allocation of public sector jobs”.

De acuerdo a la investigación que realizó junto al economista de la U. de Chile, Carlos Guastavino, las personas que casi alcanzaron la meta de selección, pero que quedaron finalmente en el segundo lugar en procesos de selección laboral, son entre 17 a 22 puntos percentiles más elegibles en una próxima instancia, respecto de quienes alcanzaron el tercer puesto.

Los investigadores realizaron una estimación de regresión discontinua y compararon a los candidatos que obtuvieron el segundo lugar con aquellos que alcanzaron el tercer puesto. Gracias a ello determinaron la existencia de sesgos en los comités de selección.

Consultado por los motivos que explicarían la causa de este efecto, Pino explicó que se debe a un sesgo cognitivo que obligaría a mantener buenas evaluaciones previas en nuevas elecciones para evitar inconsistencias en el proceso de selección. “La gente que vota por cierto candidato queda pegada con ese voto. Entonces, cuando tiene que volver a evaluarlo, lo hará relativamente mejor si votó por ese candidato a que si no hubiese votado por él. Creemos que en los comités de selección está pasando algo parecido: Seleccionaron a esta persona más o menos bien y cuando les vuelve a aparecer después, ¿cómo lo van a evaluar mal si ya lo habían evaluado bien?”.

Para este estudio, el equipo liderado por Pino, revisó la información del Sistema de Alta Dirección Pública (SADP), organismo que a partir de 2004, estandarizó considerablemente la selección de burócratas en Chile obteniendo un procedimiento claro gracias al nivel de transparencia estatal.

IMG_6413